Mucho se habla de la afección pulmonar que produce en nuestro organismo el tabaco. Además, para nuestra salud bucodental provocará un deterioro constante de nuestra dentadura. Muchos de nosotros sabemos que nuestros dientes se vuelven amarillos y por descontado conocemos el problema de la halitosis. Pero existen más enfermedades derivadas del tabaco, entre ellas:

  • 1. PeriodontitisEnfermedad bacteriana que ataca los tejidos del diente provocando la devastación del hueso. Debilitándolo, llegado incluso a la pérdida del mismo. ¿Porqué sucede esto? El tabaco reduce el flujo sanguíneo además de la salivación, volviendo vulnerable al diente.
  • 2. Lenta cicatrización de heridas. Puesto que se reduce el flujo sanguíneo.
  • 3. Caries profundasLa saliva tiene por objetivo mantener equilibrado el PH.
  • 4. Favorece el cáncer oralAparece en los labios, en la parte de debajo de nuestra boca (o en el cielo) así como en el paladar, provocando úlcera o lesiones que van
  • cambiando de color.
  • 5. Alteraciones en el paladar. El humo hace que nuestro paladar se irrite, forjando un tejido blanquecino con unos puntos rojos volviéndose completamente duro.

Ahora que conoces sus riesgos, ¿estás dispuesto a encenderte otro cigarrillo?